10 de setembre 2012

Crónicas de Zelanda

¿El mejor país del mundo para jugar al ajedrez? Koninkrijk der Nederlanden!!!!!! Aunque no sé si el Amadeu estará de acuerdo…

Hace cuatro años fuimos a Vlissingen con Marcos, ¡y nos han dejado volver! Esta vez hemos sido más cívicos: tiramos la basura donde nos correspondía, no examinamos las vallas en plan “esto lo salta cualquiera”… bueeeeeeeno, íbamos mirando los candados de las bicis, pero eso no cuenta. La culpa es de los tipos que alquilan bicis, que dicen que tienes que ir allí a las… ¿8 de la mañana? o algo así, y a esas horas solo puede ir Rita la Singer. Total, que lo de pedalear solo lo hicimos a la vuelta en el aeropuerto de Bruselas. Momentazo Black Mirror, pero no el episodio uno (que sé que solo habéis visto ese, pillines, que os gustan las gorrinadas xD) sino el dos.

En el apartamento para tres nos portamos mu mu bien. Alf nos preparaba nachos con salsas y jalapeños, y Amadeu y yo probábamos cervezas locales. Los horarios peculiares del torneo (11.30 las dos rondas matinales y 18.30 el resto) descolocaron nuestros horarios de sueño y comida. Para todo lo demás, varios canales con retransmisión de JJ.OO. y el inefable becario de la web de Marca que sentenció un día “¡y una mierda pa mí!”

Amadeu dormía mucho: se acostaba pronto, se levantaba tarde y echaba la siesta, hasta el punto que una de las frases del torneo fue “Despier… ¡¡¡¡¡Ta!!!!!” para poder llegar a tiempo a las rondas. Resultaba algo más efectivo que un sheldonesco “toc, toc, toc”.

El torneo contaba con Anish Giri de invitado especial para zascandilear por la sala de juego y el bar de análisis repartiendo sabiduría. Según el niño multiétnico, a los españoles no les gusta jugar finales, pero vaciles aparte la mejor exhibición de técnica la dio boleteando al ser que tenía muchos nombres y ninguno bueno.

Otro detalle de esos que te recordaba que estabas fuera de España en un torneo bien organizado era que todos los avisos se daban en la lengua de Morrissey. Pero todos. Y exclusivamente. ¿Para qué dirigirse a los jugadores en holandés, lengua que solo comprenden los locales, cuando puedes hacerlo en inglés y así además de los locales se enteran los foráneos? Eso incluía los discursos. Llegaba el típico señor mayor con cargo en la federación/el ayuntamiento/el patrocinador, se disculpaba por su inglés malo u oxidado, y flipabas porque hablaba tranquilamente, como si en realidad para él fuera holandés y tú estuvieras soñando. En cuanto a la puntualidad… el primer día hubo que echar tiempo entre los discursos, especificaciones técnicas y otras formalidades y el inicio de la ronda uno para evitar comenzar demasiado temprano. No te digo anda y te lo digo todo.

El triunfo fue para… bah, miradlo aquí. Alf lo hizo bien a ratos y Amadeu y yo, ni eso. Con decir que mi mejor resultado fue hacer tablas con uno que en los análisis dijo “I’m an idiot!”… En el torneo paralelo de beber cervezas, no anunciado en ninguna parte pero que sin duda se estaba disputando antes, durante y después de las rondas, se impuso de largo Robert Ris, que partidas no ganó muchas, pero… La clausura y entrega de premios fue un acto tan excelente como todo lo demás dónde lo único que se hizo fue clausurar el torneo y entregar los premios, sin discursos tediosos ni repartos de placas entre colegas para recibir aplausos. Un detalle curioso fue que algunos de los premiados salieron calzados al estrado, pero yo diría que fueron minoría Lengua fuera

En resumen, un torneo muy recomendable, aunque hay gente que ya lo sabe.

1 comentari:

erral ha dit...

Doy fe de todo lo que dice Patty. Nosotros le dimos bastante a la bicicleta.

Lo curioso es que los locales iban cenados a la ronda de las 18.30, nosotros cenabamos cuando acababa.

Nuestras crónica aquí

http://www.deporeibar.com/xakea/468
http://www.deporeibar.com/xakea/monthlist_html?year=2011&month=8