04 de desembre 2011

Algunas razones por las que se estaba mejor en Oviedo que en Barcelona

Esta es la otra cara de la moneda, algunas razones de la superioridad de la muy noble, muy leal etc sobre la ciudad condal.

La gente no va tan estresada. Aquí es exagerado: en la calle, en el metro… No lo digo porque caminen rápido (eso es el ritmo de cada persona) sino que además les ves las caras de agobio, de prisa… Que sí, que es una ciudad grande, pero… pero ye mentira. ¿Cómo viven en una ciudad grande de verdad?

Puedes ir andando a todas partes. El metro mola, pero es preferible no tener que usarlo (sobre todo si cada año sube a un ritmo increíble). Además es que caminar por Oviedo es genial porque está muy bien montado todo: como apenas hay coches, sufres menos humos y menos ruido. Puedes ir escuchando música, o ruso, o chino… a un volumen normal sin problemas.

El Barça no está en todas partes. En serio, culés, me parece muy bien que os guste el fútbol (porque básicamente es fútbol, del resto de secciones pasan) y que estéis contentos porque el Barça gana, pero hay un sector amplio de la población que pasa olímpicamente o incluso es hostil, y tenemos derecho a la tranquilidad y a que no nos den la brasa a todas horas. Quién me iba a decir que echaría de menos las conferencias sobre Fórmula 1…

No hace falta escribir un blogLengua fuera Esto empezó para informar a familiares y gente de toda la vida sobre mis andanzas, aventuras y desventuras a casi 1000km de mi casa. Sin mudanza no sería un alien rodeada de cosas raras y no habría tenido que pararme a escribir sobre ellas. Incluso es posible que hubiera aprovechado el tiempo que me lleva mantener esto ¡para hacer algo útil! Na, no creo.

El clima. Quienes dicen que el clima de Asturias es malísimo son necios, del latín nescius. Os voy a resumir cómo funciona el maravilloooooooooooooooso clima mediterráneo de Barcelona. A varios meses de calor, al principio pesado y luego agobiante por completo, húmedo, pegajoso y con sol cegador le siguen meses en los que, en medio de algunos días de temperaturas agradables, de vez en cuando le da por llover de forma salvaje (aquí “no sabe llover normal”), provocando el caos porque el suelo no absorbe el agua y el subsuelo se llena de goteras. Ir en manga corta en noviembre-diciembre es cómodo, pero el resto del año es una locura.

La familia y el Naranco, esos dos grandes pilares. Aunque en el caso de mis hermanos, tampoco arreglaría gran cosa estando en Oviedo, ya que el único que tiene residencia allí se dedica a zascandilear por Europa a la menor oportunidad. Y muy bien que hace, por otra parte. Esas sesiones de Pincho/Dar2… aynssssss. Se puede rajar de los de siempre, porque siempre son los mismos, por correo electrónico y cosas de esas, pero el sonido de h5 es insustituibleSonrisa

¡Aquí no hay sidra! ¡Vaya, vaya! Bueno, haberla hayla, pero… Para empezar la inmensa mayoría es vasca. En Barcelona hay más sidrerías vascas que peluquerías en Oviedo, si me apuras. De asturianas hay menos, tengo pendiente una visita de reconocimiento y degustación a una que localizamos no lejos del Foment. ¡Ojo ojo que con esas condiciones este año igual gano todas las partidas del por equipos que juegue en casa!

Relacionado con este tema está el asunto de la comida. El concepto de menú y de ración que tienen en Barcelona… digamos que difiere del de Asturias. No quiero ni saber a qué ridiculez llaman cachopo aquí, jaja. Hay que reconocer que el tomate es una gran aportación al pan, pero para todo lo demás… Asturias rules.

En Oviedo me entienden cuando hablo (aunque cada vez menos). Aquí no saben lo que es una espicha ni el Xiringüelu, y dices cosas ferpectamente normales como “guaje”, “playeros”, “picar a la puerta” o “bote de Coca-Cola” y no se enteran o miran raro o las dos cosas. El que no la tien, no la tien…

2 comentaris:

erral ha dit...

Y lo bien que se come en las sidrerías vascas? :D

Anònim ha dit...

Sidrerías vascas?? Puede ser, pero que conste que las manzanas probablemente fuesen gallegas.

P.D.: Pasaba por aquí y no he podido resistirme. La tierra, l la tierruca, tira.