28 d’abril 2008

Rompiendo una lanza por la normalidad del ajedrecero

Sin que se sepa por qué, la gente de la calle suele relacionar el ajedrez con la inteligencia. "Juego al ajedrez". "Bufff, debes ser muy listo. Yo no soy capaz..." es un diálogo habitual. Cuando se enteran de que eres capaz de jugar sin ver al tablero ya alucinan del todo. Luego les explicas que es como cualquier otra cosa, que con práctica sale todo, que hay gente realmente estúpida que juega muy bien al ajedrez y personas muy inteligentes que se dejan todas las piezas (y eso los que saben moverlas) y al final más o menos te creen. Entonces simplemente les parece raro eso de estarse horas mirando figuritas de plástico o madera y moviéndolas, y la idea de jugar con reloj ya les supera completamente porque ¿para qué quieres dos horas? ¿Cómo vas a tardar tanto en jugar una partida de ajedrez?

Hace poco discutía con gente del equipo si es tan raro esto de jugar al ajedrez. O más bien, si hay más gente rara entre el colectivo de ajedrecistas que en cualquier otro colectivo. Yo creo que no es para tanto, y lo digo aquí a riesgo de oír a Ana o a Cris decir "¿lo ves? eres uno de ellos, por eso no lo reconoces" o algo parecido xD (un besazo a las dos). Sinceramente, creo que los ajedrecistas parecen más raros que otros porque los conocemos, y si conociéramos bien a gente que hace otra cosa fliparíamos con el ganado que hay suelto.

Los que fueron conmigo al Universitario de España de Valencia 1999 y recuerden a los de tiro entenderán lo que digo. Y esos eran 4 ó 5 al azar... Como todos los de tiro sean así... También tengo grabada la frase que le dijo un tipo de una asociación de rol a otro cuando se mosqueó: "pues ahora te meto en un frasco y te jodes". Claro que los de rol tampoco tienen muy buena fama en el mundo exterior, y seguro que son una gente muy maja, solo que entre ellos hablan de lo suyo.

También hay que contar a toda la gente que se habría hecho famosa en la tele si el Cárdenas se los hubiera encontrado antes que yo, y que al final solo han pasado a la posteridad como supuestas (xD) pruebas de que soy una cazadora de frikis. Pues luego a la gran mayoría no los he visto nunca en una sala de juego!!!!! Vaaaaaale, a veces funciona la de ir en tren/bus/metro y pensar que el tío raro del fondo seguro que juega el torneo al que voy así que voy a seguirle para encontrar la sala. Además esa es universal, porque la última vez que la puse en práctica fue en Budapest y el tipo jugaba nada menos que en la mesa de al lado.

Para la gente de la calle no cuela. Se murió Fischer y solamente se habló de sus excentricidades, mientras que si se muere el mejor en cualquier otra cosa se hablaría de su palmarés. Hace poco, en un programa de radio, se pelearon unos tipos en antena y a los presentadores lo que más gracia les hacía es que la cosa venía de un incidente en un torneo de ajedrez. [Se puede oír aquí. Aviso para navegantes monolingües: a ratos se habla catalán y a ratos castellano]

Pues a partir de mañana estaré encerrada en una de las colonias españolas con un grupo de personajes de esos raros que mueven figuritas de madera tras largas reflexiones y me lo voy a pasar muy bien, más que nada porque la propia organización ha programado "Diversión" cada noche y ya se sabe que hay que ser obediente... Este blog cierra, al menos por mi parte, hasta que vuelva de Melilla, y espero volver entonando el "Catalunya triomfant..."

Ferran, como no dejes un comentario pronto se te va a adelantar el Jesgar en plan "los ajedrecistas en general son raros, pero hay alguno normal como yo". Por cierto, enhorabuena al Cirera que, gracias a que Alf y yo no madrugamos, ha pasado otra eliminatoria xDDDDD

22 comentaris:

imperioso ha dit...

Puf, escuché la grabación ajedrecera. En mi cuadra, por menos, nos hubiesen sacrificado...

Antonio ha dit...

Ferran ¿dónde estás?

Antonio ha dit...

me olvidaba, ¿raros? ... ¡raros son todos los demás que van en dirección contraria!.

Más en serio, lo de raros depende del círculo en que uno se mueva. Imagino que un funcionario de prisiones, un policía o un cuidador social tienen una percepción del mundo muy diferente de la que tiene cualquier príncipe europeo.
Hay quien comentaba que las reformas educativas debían tener como protagonistas a los maestros y no a personas alejadas de la realidad de las aulas.

Antonio ha dit...

disculpas, me fui por las ramas.
Quería decir que cada uno compara con la realidad que conoce.
Yo diría que el ajedrez toma sus miembros de muy diferentes bases sociales.
Un caso mu diferente son la esgrima, la equitación, el golf y ... hasta el fútbol (que se niega a aceptar gente con una mínima formación)

erral ha dit...

En general, somos raros. Muy raros. Seguro que los hay raros en otras disciplinas y deportes, pero la cantidad de ajedrecistas raros por club rompe cualquier estadística.

¿No hay ningún sociólogo que juegue al ajedrez y pueda hacer alguna investigación de estas?

Mastropiero ha dit...

En el ajedrez hay gente muy rara, pero siempre queda el consuelo de decir que los de nuestro club son los menos raros y los menos feos.
Luego está el recurso de la comparación con gente todavía más friqui, en la que con algunos colectivos salimos casi ganando, y los que trabajan en el mundo informático me entenderán...

Ferran ha dit...

Hola Patty y contertulios o bloggeros o personas (Milla Jovovich dixit),

Para variar, interesante tema el que propone la madre de la criatura.Yo también acostumbro a intentar desmitificar esa aureola que rodea al ajedrez y a los ajedrecistas de gente inteligente, culta, sensata, reflexiva y tantas otras mentiras. Bastante nos lo tenemos creído los ajedrecistas como para que venga algún pobre incauto a inflarnos más el ego, si es que eso es posible.
Os voy a explicar una anécdota (la primera) real. Hace unos cuantos años, cuando estaba en el Mataró, solíamos reunirnos en el bar de la misma planta del club a tomar algo. Una vez llegó un francés, un buen tipo, ejecutivo de una multinacional que lo acababan de trasladar de México y buscaba un club de ajedrez. Como el local estaba cerrado, entró en el bar y preguntó en la barra si sabían dónde estaban los de ajedrez. El camarero le señaló nuestra mesa y el pobre hombre vio a un montón de tíos de lo más variopinto con la mesa llena de cervezas vacías, así que se volvió a la barra y le preguntó al camarero si realmente éramos nosotros los del club de ajedrez :-D.

Sin embargo, me inflamo cuando se nos aplica el tópico de el-ajedrez-es-un-juego-de-mesa-como-el-parchís. Que no digo que no lo sea, que lo es. Mi amigo Guillermo de Madrid una vez me dijo un poco mosqueado “pues en el parchís también hay estrategia”… ¿cómo explicar que no es exactamente lo mismo? Y esos momentos impagables cuando estás en un bar mirando algo en un tablero y se te acerca alguien y pregunta “¿Juegas solo?” o “¿Se puede aprender ajedrez?”. En fin, no cuento nada que no os haya pasado.

Sobre lo que comentas de otros deportistas, contaré mi segunda anécdota (si os portáis bien, prometo que será la última). Allá por el 93, cuando yo era joven y jugaba bien a ajedrez, tuve la suerte de clasificarme para un campeonato de España cadete por selecciones que se celebró en Torremolinos. La Generalitat fletó un tren entero sólo para deportistas catalanes, pues allí se celebraban las finales de muchas otras disciplinas. Estábamos nosotros (un abrazo para los delegados y que nos sufrieron: Valerio de la Cruz, David Bosch y Juan Carlos Tebar) en nuestro departamento tranquilamente jugando al póquer, cuando pasaron los de baloncesto por el pasillo. Como teníamos la puerta abierta y poca pinta de deportistas de élite, se quedaron mirando. Después de algunos segundos de observación nos preguntaron “¿vosotros de qué deporte sois?” a lo que, no recuerdo si Valerio o Tebar, respondió “somos la selección catalana de póquer” y creo que se lo debieron medio creer, porque nuestros físicos debían coincidir más con el póquer que con cualquier otra disciplina :-D.

Intentemos enfocar un poco el tema en serio. Creo que los ajedrecistas somos más “raros” de lo normal. Pero como sucede con cualquier actividad o afición que despierte una pasión especial entre sus practicantes. Y es que el ajedrez “engancha”. En segundo lugar, es un mundillo bastante inaccesible para quien no está metido de lleno en él, es muy técnico. Incluso hablando con grandes “aficionados” (en oposición a federados), te das cuenta que no puedes compartir ni una décima (y me quedo muy corto) parte de tu pasión y tus conocimientos. Podemos jugar, pero no hablar de aperturas, finales teóricos, etc etc. En tercer lugar, la mayoría del tiempo de dedicación (estudio, práctica) la hacemos en solitario, con nosotros mismos. Y pasar mucho tiempo a solas con uno mismo, con nuestros miedos, inquietudes, fantasmas, etc. nos puede convertir en raritos o distantes (aquí nos parecemos bastante a los informáticos o locos de los videojuegos: horas y horas de soledad dedicada a tu pasión).
Ya sé que no es un estudio sociológico completo, pero espero que se me haya entendido.

Coincido con Patty en ese sexto sentido que tenemos para detectar a otros ajedrecistas. Me recuerda a “Los Inmortales”, que cuando tienen a otro de su especie cerca, lo saben por un extraño e inexplicable poder de percepción. A lo de ir en tren y metro y seguir a alguien porque seguro que juega el torneo nos ha pasado a todos. A eso debo añadir el estar buscando un local de juego y a pesar de que pueda haber gente en la calle sabes que el club está allí, porque aquellos que están en la puerta hablando o fumando son ajedrecistas y, efectivamente, aciertas.

No creo que lo de Fischer sea una excepción. Hoy en día lo que vende es el morbo y la prensa amarilla. Así que se le saca punta a todo. Conformémonos con que la gente sepa que ha muerto un gran jugador de ajedrez que se llamaba Fischer y no que ha muerto Kasparov (anécdota verídica resumida 3). Y es que la gente asocia ajedrecista bueno a Kasparov o Karpov no saben más nombres y entonces si un ajedrecista bueno ha muerto es uno de los rusos y si un ajedrecista bueno se mete a política no tienen claro cuál de los dos es, etc. etc. Si muere Pelé, habrá elogios, pero ya verás lo que tardan en sacarle los líos con Xuxa y demás asuntos de faldas.

Coincido con erral en que somos muuuuuu raros. Lo del sociólogo ajedrecista no arrojaría ninguna luz sobre el tema, ya que desde el momento en que es ajedrecista pertenece a nuestra secta y no es imparcial, je je.

Por último, muchas gracias Patty por el último párrafo, esas líneas suponen un reconocimiento mayor por nuestro club que el que tienen algunas administraciones y organismos con los que no tenemos más remedio que lidiar, nos guste o no. Si hubierais venido os hubierais reído un rato al descubrir que en los play-off no hay nadie de guardia disponible para resolver posibles incidencias (eso es lo que nos dijo una persona de la Federación). Nuestros rivales se equivocaron al sentarse, pero al final resolvimos el tema amistosamente sin ningún problema. Este domingo volvemos a jugar en casa así que la invitación sigue en pie: si salís de algún antro a las 8 de la mañana y no tenéis plan, ya sabéis, os venís para Mataró.

Disculpad la parrafada, pero esta vez no he sido el primero en intervenir y tenía que llamar la atención de alguna otra manera.

Un saludo a todos,


Ferran

P.S. Mucha suerte por Melilla. Que vayan bien las partidas y que os lo paséis bien, aunque no necesariamente por ese orden, eso es decisión vuestra.

El discurso del delegado de Barcelona en el Campeonato de Edades por Equipos de Barcelona comarcas lo comentaré en otro post, que en este ya ha habido bastante.

jesgar ha dit...

"los ajedrecistas en general son raros, pero hay alguno normal como yo"

no no no ...

no sólo eso sino que ya sabes que soy el "patrón de la normalidad" :P (¿Ana no lee esto, verdad?)

Tarki ha dit...

Pues yo debo ser muy raro porque muevo piezas de ajedrez, juego a rol y ademas trabajo con ordenadores, con lo que la cantidad de palabras raras que digo al dia es incalculable....

P.D: Lo de meterle en un frasco no es tan grave, un hechizo de teletransporte y para casa....

Anònim ha dit...

Propongo torneo de frikis al estilo Los Immortales.

Sólo puede quedar uno...xD

Algun domingo por la mañana he llegado a encontrarme a 6 o 7 ajedrecistas en el metro.

Debe ser por eso que un domingo mañana sólo te encuentras a maratonianos, ajedrecistas y a alfs que van de doblete.

Desde aqui propongo que ferran coja www.chessprojekt.es y la lleve él, que el tio tiene miles de cosas para escribir :-)

Antonio ha dit...

Para Jesgar, una forma sencilla de quitar el horóscopo es no poner fecha de nacimiento en tu perfil.

Todo el mundo sabe que eso de los horóscopos es mentira y una patraña, ... parte de la base errónea de que hay 12 tipos de persona cuando todo el mundo puede comprobar fácilmente que basta con 4.

Patty ha dit...

Bueno, como estaré toda la semana sin actualizar, al menos os quedáis con el comentario de Ferran xDDDD

Yo también fui a ese escolar de España!!!!!! Menos mal que no vi a los catalanes:) Por cierto, ganamos nosotras con una ronda de antelación jeje.

Anònim ha dit...

Ja ja ja, LA verdad es que somos un poco raros, si me lo permites Patty te contaré dos anécdotas relacionadas con el ajedrez, (1) Una vez logré convencer a mi mujer para que acudiera a verme jugar en un torneo de ajedrez, no sé cual fue la impresión que se llevó pero prometió no volver nunca jamás a una concentración de frikis... ja ja ja
La otra anécdota es mas divertida, Hace muchos años en el campeonato por equipos de Catalunya a mi club le toca desplazarse a Andorra a jugar una ronda, como está tan lejos se levantan a las 3 de la mañana para salir a las 4 y llegar a tiempo para jugar las partidas, a mitad de trayecto, iban en coche, una unidad de la guardia civil les para y se produce mas o menos esta conversación.
Imaginen a 5 tipos raros metidos en el coche con cara de sueño y pinta sospechosa...
Buenas noches
Ho.. hola, buenas noches agentes ¿ocurre algo?
No, no control rutinario ¿a dónde se dirigen?
A Andorra.
Ah, ya, no veo que lleven esquies...
Ah, es que no vamos a esquiar
Ajá, y ¿van a comprar entonces?
No, no, somos ajedrecistas vamos a jugar al ajedrez...
( en este instante imaginen al guardia levantar una ceja de incredulidad )
¿cómo dicen?
Que vamos a jugar al ajedrez
¿A Andorra?

¿De dónde vienen?
De BArcelona
Ah, ya, ¿Es que en BArcelona no pueden jugar al ajedrez?
No, Verá agente... je je... es que vamos a jugar un torneo de ajedrez en Andorra
Entiendo, entiendo... Hagan el favor de bajar del coche y abrir el maletero y enseñenme la documentación...

Después de comprobar los datos y cerciorarse de que no transportaban productos nocivos para la salud o algo peor los dejaron seguir...

Ja ja ja

Molaneitor ha dit...

Alucino pepinos!!!!


Patty, como te ha llegado esa grabaci�n??? Madre mia, que verg�enza... Que conste que me llamaron desde la radio para pedirme disculpas (perdonad si hablo muy s�dico por la radio... xDD) Alucino... a saber cuanta gente tiene eso... diossss! snif snif :_(


Lo m�s bueno son los gags del Juanma S�nchez, que malos xDDDDD


Me gustaria saber como has conseguido la grabaci�n, para otra vez evitar cierto "rulaje" de estas cosas. Mientras que nadie me diga algo en los torneos, yo contento... jejejeje.


Un saludo.

Anònim ha dit...

es la primera vez que entro aqui siempre lo habia visto pero no se me ocurria que me podia reir tanto como con la anecdota de budapest jaja la de que perseguias al tipo mas raro del tren xD y la frase ahora te jodes porque te meto adentro de un frasco fue muy buena jaja con lo que me pude reir bueno un beso sigue asiiii :D por cierto soy alejandro barbero chauuuu gente del ajedrez ^^

Ferran Gómez ha dit...

Ya sé que este no es el post de ajedrez femenino, pero acabo de leer una entrevista al entrenador del equipo de Copa Federación. En ella da su punto de visto sobre las diferencias entre chicos y chicas y de por qué ellas suelen dejarlo a eso de los 16, 17 años. Creo que dice muchas cosas interesantes que podemos aplicar al ajedrez:

www.elmundodeportivo.es/web/gen/20080502/noticia_53460300330.html

Espero que os resulte interesante.

Un saludo,


Ferran

Anònim ha dit...

lo de detectar al "otro" ajedrecista en el metro o el bus me parece que guarda relación con el lugar en el que suelen ubicarse: al final del bus o del vagón. Mi teoría: desde allí se domina todo el "tablero".

Alex (Alexandra) ha dit...

a mi si que me da verguenza ajena conoceros xD dios, como me reido con la grabacion

como habeis dejado al ajedrez pffff xD

teneis 5 años? xD

suerte que Joan me lo ha dicho pq sino hubiera sido una tardecita un tanto aburrida xD

Alex (Alexandra) ha dit...

por ciertO: Felcidades catalanes ;)

imperioso ha dit...

Eso, ¡felicidades, almogávares!

Anònim ha dit...

por favor.. espero que seais tan gentiles de permitir que ferrán siempre sea elprimero en comentar aqui... porque otra parrafada así sería para cortarle las venas.
Que sea siempre el primero porfi. Gracias mil.
Y a mi que los frikis me parecen esos señores de traje corbata y maletín que dicen unas cosas rarísimas? ... será cuestión de percepciones..
la T.I.A.

Bruce Humphrey ha dit...

Como dijo Tarki, entonces los que jugamos ajedrez, rol, videojuegos, comiqueros y trabajamos con ordenadores...

nota: es un clásico: informático, jugador de rol, ajedrez, comiquero.

Anécdota (no muy divertida, pero curiosa) guardia civil: volviendo a las 5am a casa me para la guardia civil y me pregunta:
-¿Adonde se dirige?
-A casa -respondo.
-¿Que lleva en el maletero?

(aquí pensé mentir y decir un cadaver, bombas, o algo más normal, pero acabe diciendo la vergonzosa verdad)
-Dos tableros de ajedrez, 3 libros, 2 ordenadores de ajedrez.
El guardia civil, sorprendido, me pide que abra el maletero.
Comprueba que llevo lo que digo, y me comenta "Ayer vi en las noticias que hay un jugador español joven muy bueno... no recuerdo el nombre... Paco..."
-Ah, Paco Vallejo. Si, es de los mejores.
Y siguió una corta conversación de ajedrez en España entre un aficionado al ajedrez y un guardia civil que el pobre debía estar muuuy aburrido.