12 de desembre 2005

La dura vida de la estudiante

Se acabaron las vacaciones improvisadas de diciembre (jooooooooder 98 muertos en las carreteras, yo no sé a qué se dedica la gente cuando va en coche... bienaventurados los que viajamos en tren, porque llegaremos al cielo intactos) y me tocó otra vez madrugar pa ir a la FTI.
¿Hay algo peor que llegar a las 9 y pico a tu facultad, muerta de frío y sueño, y que te expliquen en alemán que tienes un examen el 9 de enero a las 8.30 de la mañana? Me entró más frío y más sueño sólo de pensarlo. Entre eso y los precios de los vuelos, me temo que mi visita a Oviedo se acorta; probablemente me vuelva aquí el día 6. O sea que me pierdo el match de Dinos vs Guajes.
Como no todo va a ser malo, me dieron el primer examen de alemán y parece que voy fina:-) La asignatura de traducción del alemán también la llevo genial, si al final lo chungo va a ser el inglés que es un idioma raro raro raro. Otra buena noticia, para que la vuelta de navidades no sea tan traumática, es que el trabajo de alemán que teníamos que entregar esos días se puede entregar a finales de enero, lo que quiere decir exactamente que lo entregaremos a finales de enero, of course.
Bueno, no me quejaré más para 10 días que quedan de clases. Además mañana es martes 13 y como Jesgar lea esto aún me pasará alguna desgracia.

1 comentari:

jesgar ha dit...

Vaya ... que casualidad que leo esto justo a las 0:00 del martes 13 ....