12 d’octubre 2010

Back from the ex-USSR (y II)

Todo lo bueno se acaba. Mañana vuelvo a currar, así que antes de instalarme en la rutina y volver a necesitar organizar mi tiempo, voy a rematar la crónica de mis aventuras siberianas con datos más interesantes que “Ucrania ganó”. Para eso ya sabéis, Chess-Results, la web del futuro, sobre todo si no eres de Polonia o de Italia que tienen las suyas propias.

Khanty-Mansiysk city:

Como siempre, os podéis una idea general leyendo la Wikipedia, pero no es suficiente. Si queréis ampliar información, aquí (en inglés). A ver, eso de Siberia a la gente le sonaba a frío extremo y grandes extensiones de tierras deshabitadas y vale, puede ser. No teníamos frío extremo porque estábamos a principios de otoño, y muy habitado, aparte de por ajedreceros, no estaba: podías pasear por el supuesto centro y ver a muy poca gente (Cris: “muy poca” no quiere decir “nadie”, lo que pasa es que no me gusta fotografiar a gente). Pero eso no quiere decir que el lugar no tuviera su encanto. Eso sí, era chocante, veías por doquier edificios modernisísimos recién levantados o aún a medio construir alternaban con cabañas de madera o bloques de aspecto abandonado.

He oído hablar de sitios así, pero nunca había estado en una ciudad que se estuviera creando. En las últimas décadas, como capital de la región, ha gumiado recursos de otras ciudades más grandes y goza de unas infraestructuras culturales y deportivas en apariencia exageradas para lo que es. A diario nos preguntábamos “pero ¿por qué tienen ese pedazo sitio donde jugamos + ese pedazo de Ice Palace + ese pedazo de Ugra-Center donde montaron el pincheo de clausura + tantos hoteles + pista cubierta de atletismo + etc etc en una ciudad tan pequeña en mitad de la nada?”

La iglesia visible desde cualquier punto de la ciudad bien merece una visita si te gusta ver iglesias por dentro (aunque imagino que no justifica una peregrinación a Siberia xD). Para mi gusto, independientemente de cultos porque en eso no me meto, las iglesias ortodoxas son más bonitas que las católicas, aunque bien puede ser que haya visto tantas católicas que ya ralle el tema. No sé, parecen más humanas y menos divinas.

La exhibición de estatuas de mamuts y otros animales gigantes de épocas pretéritas es ideal para ir con colegas a hacer el tonto, sacar fotos y desvariar. Además, la abundancia de zonas verdes (más de un tercio de la ciudad) y el paseo junto al río hacen que Khanty sea absolutamente Pattyfriendly:-)

La gente:

¿Habíais oído hablar de la hospitalidad rusa? Pues es todo verdad. Dicen las malas lenguas que en Moscú no es lo mismo, y me lo creo, porque en todas partes la gente de la capital o de una ciudad grande no es tan maja como la de un lugar pequeño. El khantymansiyskiano medio es amable y si puede te va a ayudar a encontrar el camino, a comprar lo que quieras, a entrar en la discoteca… Con el poco de inglés que sabían y el poco de ruso que podía usar yo, hice maravillas:-) Hasta hubo brindis en el bar del hotel con un lugareño que dio un discurso explicando que se alegraba mucho de tenernos en su ciudad y nos deseó suerte a todos.

Las elecciones:

Cada cuatro años, o cada dos Olimpíadas, se elige al presidente de la FIDE y de las federaciones continentales. Eso quiere decir que en las semanas previas a la competición hay más información sobre escándalos o chamullos que sobre las selecciones participantes, durante la competición hay mucha vida en los pasillos y tooooooodo el mundo que va trajeado se hace amigo de toooooooodo el mundo que va trajeado, y que cuando termina todo ya no se vuelve a hablar del tema. Ah, y siempre hay ese día en el que recibes tu bolsa con productos Kirsan: este año hizo furor el pendrive de 4GB con el slogan “Kirsan + ♥ = FIDE”.

Este año Kirsan, con una aureola de santo varón que cegaba a los fieles que acudían en masa a venerarlo, derrotó a Karpov&Kasparov, que ahora por lo visto son amigos y no solo de Facebook. Estos dos, por la cantidad de fotos que se sacaron con sus fans, parecían dos actores promocionando su última película… que como se veía venir resultó un fracaso de taquilla. El programa “Kirsan es malo maloso y malote” no tuvo opción ante “amor y dinero para todos los ajedrecistas del mundo”. Y ya que hablamos de dinero, Don Silvio es el nuevo presidente de la ECU, aunque en realidad eso importa menos porque aunque todo el mundo sabe quién es Don Silvio, no hay tanta gente que sepa qué es o qué hace la ECU.

Por ejemplo, no creo que la ECU tenga nada que ver con el torneo de este sábado que tanto da que hablar, por mucho que se llame Campeonato de Europa.