14 de juny 2009

Sobre gente que juzga y gente que es juzgada

Lo sé, lo sé, más de una semana sin escribir. Se me acumula el calor y se me acumula el trabajo. El otro día vi en una serie de la tele una Bestia que apagaba el sol. ¿Podrían traerla a BCN cuando no la necesiten? Mira que bebo, y bebo, y vuelvo a beber (agua, mal pensados), pero se me derriten las neuronas:(

Iba a escribir el viernes, pero en lugar de eso pasé la tarde reconciliándome con la Agencia Tributaria y vegetando con Alf por el centro hasta que se iba al pueblo natal del (rellene aquí con el insulto que más le guste) de JuanCar Navarro. De entre la multitud surgió Ivan Aguilar, me entró miedo y me fui a casa.

El sábado tampoco pudo ser porque entre desmontar la Taimanov, ver cómo el TAU desmontaba al Far$a y estrechar lazos con la cultura turca desmontando Smurfies... al final llegué a casa a las 5 y algo.

He terminado mi interesantisísima lectura sobre juicios políticos y he llegado a varias conclusiones, a cual más profunda. Por cierto, el domingo iré al Sant Martí a jugar rápidas (estoy fatal de lo mío...) pero podría incluso ir al Alexandra el jueves a no jugar rápidas. Quedo a disposición del señor bibliotecario jupiteriano para proceder a la entrega de la obra, y de paso tomar unas cañas que es lo importante.

Nunca he tenido mucha fe en los tribunales internacionales ni en la justicia política. Bueno, mucha... más bien cero. La justicia del vencedor me da bastante grima. Como el libro se dedica a explicar diversos atropellos cometidos en nombre de la justicia, la humanidad y todas esas cosas, me ha parecido maravilloso, obviamente.

En todos los casos presentados, una vez atrapado el señor maloso de turno (o señores, en algunos casos), se procede a acusarle y condenarle, uy perdón quería decir juzgarle, no nos precipitemos jajaja ¿lo he dicho en voz alta?, por cosas que acabamos de decidir que son delitos cuando los hace él pero no nosotros (si uno de los nuestros hace eso, le decimos "quita, quita, que no te vean") y porque si no nos lo cargamos nadie pensará que nosotros somos buenos y mandamos. Creo que la Reina de Corazones actuaba con mayor lógica y justicia que todos los jueces del libro juntos. Hay una frase en el capítulo de conclusiones que lo resume todo: viene a decir que seguro que muchos de los malosos juzgados se habían portado requetemal y hasta habían cometido ilegalidades, pero a menudo les acusaban de otras cosas y les condenaban por cosas que no habían hecho o que se acababan de declarar ilegales.

Mis partes favoritas son cuando a alguno lo condenaban por "tener intención de" hacer cosas malosas, cuando "el tribunal no puede probar que haya sido así pero le condenamos igual", cuando los juicios se aplazaban o suspendían sine die porque la cosa se había puesto fea, cuando había dudas y los del tribunal preguntaban qué hacer a los gobiernos que los habían colocado en ese puesto... Bufff si parecían comités de competición y apelación de cualquier deporte!!!!

Bueno, hay diferencias sutiles con los comités, al menos con los que mejor conozco: estos sancionan y el de Asturias como mucho da collejas (pero suaves eh?); a estos se les entienden las resoluciones y cada vez que leo algo emitido por los comités de la FCE mi impresión es que está redactado en un dialecto del catalán totalmente ininteligible.

Prefiero leer sobre monstruos pulcros como Dexter. A ver si se pasa por Catalunya la semana que viene, que la peña va a empezar a tirar petardos a todas horas para celebrar San Flupo y me va a salir la vena psicópata y sanguinaria.

7 comentaris:

imperioso ha dit...

Sí, sí, ¡el jueves!

Patty ha dit...

Al final he tenido cambio de planes y el jueves no puedo, pero el instigador de la quedada del jueves (que no necesita presentación) sí que estará disponible y fácilmente localizable.

El domingo madrugaré para perder unas cuantas rápidas y visitar la exposición del Sant Martí.

imperioso ha dit...

Bueno, ahora que ya puedo presumir de saber lo que es un bar, puedes confirmarle al instigador que el jueves estaré allí reservándole taburete.

Anònim ha dit...

Patty: Me mola, consigues desconcertarme(..well, i´m not too clever...). Te agradecería (mucho) que dijerás el título del libro sobre los "juicios", si lo has hecho me lo perdí., sorry. Me has hecho pensar (eso es bueno ¿no?) en Arendt y Eichmann. Bueno. Venga. Salud. Cuenca minera¡¡¡¡¡¡¡Scardanelli

Anònim ha dit...

¿Está afectando la crisis a los torneos de verano? ¿El Circuito catalán va salir perjudicado? ¿Son los precios de las inscripciones abusivas para los tiempos que corren? ¿Es justo que los titulados no paguen inscripción, todo lo contrario que en otros países como Francia que si la pagan? Si os fijaís en el chess-results de momento no hay gran movimento de inscritos, el Open de Montcada a pasado a ser grupo único viendo lo que se avecina. Otro clásico como Barberà también va a marcha lenta, sólo el grupo "A" va bién (+80% jugadores de casa o invitados qué no pagan).
En definitiva, ¿es el ajedrez un deporte caro?

Patty ha dit...

Scardanelli: El libro se titula "A History of Political Trials: From Charles I to Saddam Hussein", de John Laughland. Lo tienen por ejemplo en la Biblioteca de Dret de la UB, puedes decir que vas de mi parte;-) De Eichmann no hay nada, sobre alemanes solo desarrolla el juicio de Nüremberg.

Al anónimo que pasa olímpicamente del post y solo viene a hablar de sus inquietudes, le recomiendo que se dirija a una web o foro de ajedrez, donde podrá conseguir opiniones y puede que hasta soluciones. Intentaré contestar humildemente a su batería de preguntas:

A la 1 y a la 2 no tengo ni idea.
A la 3 diría que ahora entiendo la cola que tuve el viernes en la FNAC Triangle, o para cenar en un mexicano del que soy asidua: la gente que había allí no juega torneos de ajedrez y por eso tiene ahorros.
A la 4, como no me gusta hablar de justicia, solo diré que en las bases de torneos franceses que he leído al azar ponía "GM/MI gratuit", que mi escaso francés me impide saber a cuánto asciende.
A la 5, creo que depende del concepto de caro y barato que tenga cada uno y de qué es lo que pagas: en equipación es bastante más barato que la mayoría, por no decir todos xDDDD

Anònim ha dit...

Thanks a lot ¡ Scardanelli.