28 de febrer 2009

Esquizofrenia lingüística

Una de las primeras cosas que pregunto a mis alumnos es por qué quieren aprender inglés. La mayoría (pongamos 80%) me responden que quieren manejarse por ahí cuando viajan y un porcentaje más bajo pero igualmente relevante (un 15% o así) lo necesita por motivos de trabajo o de estudios.

El 5% restante es un abanico de historias personales: porque una vez aprendieron algo y no quieren olvidarlo o perder la práctica, porque tienen familiares que viven en Inglaterra o familia política inglesa o las dos cosas, porque el inglés está en todas partes y sienten curiosidad, porque les gustan los idiomas, porque les apetece hacer un curso de algo y el inglés es útil, porque igual algún día lo necesitan (como el carnet de conducir o el título de árbitro xD)...

Muchas veces me preguntan a mí porque lo estudié yo. ¿Por qué lo hice? Pues es una buena pregunta. Digresión:

Hay una canción muy curiosa de Die Toten Hosen... Vale, hay muchas canciones curiosas de Die Toten Hosen, pero hay una que se titula "Der Mond, der Kühlschrank und ich" (La luna, la nevera y yo). La luna le pregunta al narrador si es feliz, y él se queda a cuadros. Va a la cocina a por algo de comer y la nevera también le pregunta si es feliz. El tipo ya está flipando del todo, y se pone a pensar en qué les importa eso a la luna o a la nevera. Finalmente da su respuesta: a eso no se puede responder en dos frases, es necesaria una explicación más larga. Fin de la digresión.

Yo tampoco puedo contestar en dos frases a ¿por qué estudias(te) inglés? Para empezar, simplemente sucedió. De pequeña leía las cajas de galletas que ponían los ingredientes en varios idiomas, so... Supongo que también me venía bien cuando viajaba, pero eso fue algo inconsciente. Empecé porque sí, porque lo aprendía sin querer y no porque me fuera a servir, igual que aprendí catalán sin querer y sin pensar que acabaría aquí. Quizá la música fuera una razón importante: a partir de los 14-15 desarrollé una alergia a prácticamente toda la producción musical en lengua española y una tendencia a interesarme por lo que cantaban en inglés; o ladraban, porque incluso me fijo muchas veces en letras de canciones que ni siquiera me gustan.

Durante la carrera había bastantes días en que pasaba más horas en contacto con el inglés que con el castellano, acababa pensando en inglés y diciendo en castellano calcos horribles como "hace sentido". Hay ideas y conceptos que realmente no me salen en otra lengua. Por aquí de vez en cuando meto algún "palabro", aparte de los títulos de las entradas, que provocan relinchos de protesta;-) En fin, soy bilingüe porque el mundo me ha hecho así, etc etc.

Ahora llevo en el móvil una canción en castellano, otra en francés, alguna en alemán y el resto en inglés, pero leo sobre todo en castellano, muchas veces porque lo necesito. El último libro que he leído va de un matrimonio "un poco" tarado (tanto ella como él) aficionado a la fotografía y los vídeos caseros, a acoger chicas descarriadas y a hacer obras en casa. Precisamente estos días se cumplen 15 años de que empezaran a aparecer sorpresas enterradas en su sótano. Una gente realmente... peculiar. Es curioso que Rose compartiera celda con Myra Hindley. ¿Pensabais que The Smiths no aparecerían en esta entrada? Es inevitable. Oh, Manchester, so much to answer for...

Para rematar mi esquizofrenia lingüística está el catalán. Prácticamente a diario manejo las tres lenguas y voy de una a otra como quien va de una habitación a otra en su casa. Abro y cierro puertas, muchas veces de forma inconsciente. Tengo la lengua dividida, como las serpientes, por eso solo suelto veneno xD Esta semana la he pasado casi entera con dolores de cabeza, y no será de usarla para grandes proezas, así que supongo que estar todo el día pensando maldades se acaba pagando :-)

Por suerte hay gente que está peor que yo, o eso me ha contado el espíritu que me visita los domingos durante la ronda xDDDDDD

6 comentaris:

imperioso ha dit...

Relincho, en esta ocasión, de agradecimiento. Primero por el título de tu entrada, comprensible para mí, y segundo por continuar mi apostolado gloucesteriano. Espero una victoria vuestra (ya que la nuestra es altamente improbable) para poder compartir algunas líneas dardaístas (ese caballo que viene de Bonanza, you know).

Wiktorek ha dit...

Estoy en avanzadas gestiones para ir con Aga una semana a Asturias, del 27 de marzo al 4 de abril o del 3 al 11 de abril. A mitad de la próxima semana espero poder confirmarlo:)

Wiktorek y su particular esquizofrenia lingüística:p

Patty ha dit...

Intenta venir la primera semana, que Marcos se va el 4 y yo el 5. Dalej!!

Imperioso, ya ves que atiendo tus reclamaciones para que no agotes tu tiempo en vano. Espero poder publicar una crónica mañana y si no no pasa nada, lo retoco un poco y lo cuelgo la semana siguiente:-)

Anònim ha dit...

Mañana creo que comienza la tercera temporada de Dexter, ¿estás impaciente?.

Antonio

Patty ha dit...

Pues al final me he puesto a leer los libros de Dexter y otros libros sobre gente decente y no he visto la serie, la tengo ahí en la recámara...

Comentaba el otro día con el Flupo que tengo mucho tiempo para leer y poco para ver series, así que solo sigo a Sylar (y al resto de Héroes, pero menos xD)

Anònim ha dit...

El tal Dexter es un forense que por las noches se dedica a impartir justicia a los malos que se libran de ella.

Algo parecido a esto es lo que leí antes de que comenzara la primera temporada.

Ante tal el derroche de imaginación, nunca visto desde los tiempos de Charles Bronson, no creí que fuera a perder ni un segundo con esta serie.

En cambio, cual fue mi sorpresa, cuando el presunto 'heroe justiciero' es un psicópata asesino y él lo sabe y lo asume. Y encima cae bien.

Creo que es una serie recomendable.

Antonio.