06 d’agost 2008

Cosas que (solo) pasan aquí

Esta es mi tercera visita a los Países Bajos y me encanta este país. He observado varias diferencias entre los métodos holandeses y los que estoy acostumbrada a vivir/padecer y esto es, como dice Marcos, "el recopetín".

No voy a dedicar demasiado espacio a cosas típicamente holandesas como el paso a nivel para barcos que cruzamos cada día para acceder a la sala de juego (el de Vlissingen es el tercer puerto más importante del país), la profusión de quesos en los supermercados (mmmmm yo me compro los más curiosos) o que los vagones de segunda de los trenes sean infinitamente más cómodos que los de Primera de RENFE... Me centraré en las costumbres locales que son para decirles "don't try this in Spain":

Marcos se descojona con las "medidas de seguridad" de las viviendas. Por supuesto, los vendedores de rejas para las ventanas se arruinarían en este país, y las verjas o setos que separan las casas de la calle están a la altura de las rodillas, más para hacer bonito que para impedir el paso a supuestos ladrones. Otros que se arruinarían aquí son los vendedores de persianas, ese invento español para dormir la mañana que no se utiliza en otros países de Europa. El pobre Alf a las 8 o así ya está en pie por culpa de la invasión de luz solar, creo que cuando en octubre vuelva al curro haré unas pequeñas reformas en el piso para putearle xD

El torneo cuenta con un montón de pequeños colaboradores que no se reducen al ayuntamiento o la federación local de turno poniendo pasta. Las principales instituciones de Vlissingen (gobierno local, autoridades portuarias y turísticas...), hoteles, restaurantes y empresas de otras ciudades apoyan a la organización. El politécnico que da nombre al torneo ofrece todas sus instalaciones, entre ellas una sala cojonuda para la práctica del ajedrez, con todas las comodidades para jugadores y público. Cada día hay boletines gratuitos para quien los quiera con las partidas de las cuarenta primeras mesas y una crónica de la jornada. Ves peña trabajando por todas partes, no un tío haciéndolo todo y el resto rascándose la barriga...

Sí, antes he dicho público. Cada día acude mucha gente a ver las partidas, pero no son de estos que se te meten encima del tablero o se pasan la tarde hablando y haciendo ruido. Los holandeses son respetuosos, y los mirones en los torneos también. No se oye nada.

La organización nos pagó un dinero para las comidas o gastos... ¡en la segunda ronda! Don't try this in Spain... Parece que aquí no está de moda retirarse del torneo o no aparecer y dejar al organizador colgado.

Otra costumbre arraigada aquí, que ya vimos en Sitges, es que cuando tu rival se va a pillar algo de beber te invita a tomar algo también. Siempre me chocó la expresión inglesa "going Dutch", que significa que cada uno paga lo suyo en un bar, restaurante, etc, y ahora que estoy aquí y que los veo todo el día invitando a cosas me extraña aún más, pero en fin, la lengua inglesa es rara, rara, rara... (el holandés en realidad no es más que alemán con las vocales repetidas xDDDDD) y probablemente la expresión venga de cuando se llevaban mal.

En cuanto a los resultados, Marcos está on fire tras haber hecho el cucurrucucú en el ping-pong a mueeeeerte final al GM Konstantin Landa (casi no hemos hecho ningún chiste sobre este tío) y firmar tablas en uno de los n finales de tablas posibles en su partida con el GM Friso Nijboer. Hoy se enfrenta al GM Farruquito Amonatov. Por supuesto, en el foro de AjedrezAstur ya se han empalmado con la posible norma a falta de cuatro rondas, y como ya han puesto que ha ganado al número 1, estamos impacientes por leer lo que pondrán tras la partida de hoy.

Y no hay mucho más que contar. Nos portamos muuuuuuy bien, comemos muuuuuuy bien y montamos pocos rajódromos (cualquier otra versión emitida es falsa). Entre unos 250 participantes, obviamente, hay unos cuantos a los que les hacemos seguimiento personalizado, y en los ratos de ocio en el apartamento seguimos la retransmisión del Femenino de España (los comentarios conjuntos de Alf y Marcos son infinitamente peores que si coges a cada uno por separado, pero se fajan por igual con las españolas que con las luxemburguesas) y el día a día del Mundial sub20, aunque para este nos tenemos que buscar la vida porque como no hay representación e-pañola no se informa en ninguna web, rollo "quita, quita, que no te vean" xDD

6 comentaris:

Ferran Gómez ha dit...

Hace unos años solía viajar a Bruselas cada dos meses por motivos de trabajo. Una cosa que me dejó estupefacto era que en el tren de Amberes a Bruselas había revistas colgadas de una barra (como la que hay en los metros para agarrarse a ella) en todos los vagones. Las revistas estaban usadas por la lectura, pero jamás vi ninguna rota, despedazada o tirada por el suelo. La gente las leía durante el trayecto y las volvía a colgar cuando acababan.

Eso me llevó a pensar que el carácter latino, la marcha, la chispa y la chispa mediterráneas están muy bien, pero un poco de educación del frío y soso norte no nos iría nada mal.


Ferran

imperioso ha dit...

Celebro leer lo del seguimiento personalizado a algunos participantes, de cuyo perfil espero amplio resumen cuando nuestras agendas coincidan. También celebro que la lejanía no os impida seguir los blogs locales. Gracias por mantenerme informado...

Anònim ha dit...

Lástima. Yo paso por Bruselas la semana que viene. Ya habreis acabado ¿verdad?

Patty ha dit...

Sí, podía poner que aquí son más educados y esas cosas, pero ya se sabe y está muy visto. Detalles del tipo del que comenta Ferran son habituales en Europa, y cuando digo Europa me refiero a Europa:-P

Imperioso, ¿acaso dudabas que no observaríamos a la fauna de aquí y que descuidaríamos a la fauna de allá? Supongo que coincidiremos como pipas en el evento ajedrecístico más importante del verano barcelonés.

A Bruselas no volvemos: hasta el sábado estaremos en Vlissingen, el domingo en Breda, el lunes avión de vuelta desde Eindhoven, y el miércoles... Oviedo rediós!!!!!

Alex Darias ha dit...

Yo tengo la teoría de que el europeo perfecto es una combinación del español, el alemán y el italiano. El alemán al 50% y los otros dos al 25%.

Teoría totalmente personal, por supuesto.

imperioso ha dit...

Juas, qué casualidad... ¿Por alusiones?