18 d’abril 2008

Hay minorías a las que nunca se tiene en cuenta

No creo que nadie ponga en duda que los zurdos se encuentran en situación de inferioridad. El porcentaje de diestros en el mundo es abrumadoramente superior (y más por los prejuicios aún existentes que hace que se fuerce a niños zurdos a dejar de serlo), los objetos se diseñan para ser usados con la mano derecha a menos que sean específicos para zurdos... El mundo en general está estructurado para manejarse con el lado derecho del cuerpo.

Esta situación se refleja por ejemplo en el lenguaje, donde palabras como "diestro" o "ducho" tienen connotaciones positivas, mientras que "levantarse con el pie izquierdo" o ser "siniestro" evocan ideas bastante negativas. Tradicionalmente los zurdos han estado perseguidos y han alimentado supersticiones de todo tipo. En varios pasajes de la Biblia los ponen casi como si fueran mujeres. Imagino que ser mujer zurda en determinadas épocas tuvo que ser terrible del todo.

Yo me levanto siempre con el pie izquierdo, ya que soy un ejemplo de lateralidad cruzada. Mi mano izquierda y mi pie derecho siempre han sido desesperantemente torpes, mientras mi ojo derecho y mi oído izquierdo claramente dominan a los otros. De pequeña, en las clases de educación física, era imposible pasar desapercibida: corría y saltaba como los (pocos) zurdos pero lanzaba cosas como el resto de la clase. Esto no es tan raro como puede parecer, pero la verdad es que no conozco en persona a mucha gente así. Por lo que he leído, parece que mi cerebro se comporta en general de forma muy similar al de una persona zurda total, pero estoy catalogada oficialmente como diestra porque solamente utilizo la mano izquierda para teclear, y eso porque no hay otro remedio...

En algunos deportes la cosa puede tener trascendencia. Por ejemplo, nunca he visto un guante izquierdo de béisbol o un palo de golf "leftie-friendly" pero, hasta donde yo sé, si juegas al ajedrez más o menos da igual. Persisten las discriminaciones lingüísticas (¿alguien ha mirado alguna vez la casilla superior izquierda para ver si el tablero está bien colocado? xD) y algún detalle más, pero bueno, unos días tienes el reloj a la derecha y otros a la izquierda, así que no es el fin del mundo. Hay zurdos que juegan muy bien al ajedrez, y otros que no las ven de gordas, como pasa en cualquier grupo de población.

Eso sí, si alguien propusiera darles más clases de ajedrez o poner premios y torneos exclusivos para ellos, la peña se echaría a reír, argumentando que están capacitados para jugar exactamente igual. No digamos si alguien hablara de poner cuotas de zurdos en empresas o administraciones para que aporten "otro punto de vista" o "ayuden a lograr la igualdad". Al menos han conseguido su Día Internacional, aunque tampoco es para tirar cohetes teniendo en cuenta que hay Día Internacional de cualquier pijada. Parece más importante que hayan logrado que la gente "normal" se dé cuenta de que un zurdo tiene más problemas en su vida diaria que tener que cambiar de lado los cubiertos en los restaurantes.

Y ya sé que no tiene nada que ver con el resto del post, pero vaya cómo me prestó ver anoche a la Penya ganar en Madrid. Este año arrasamos con todo:-)

22 comentaris:

Ferran Gómez ha dit...

Todo zurdo que se precie debe tener en su videoteca un lugar de privilegio para el episodio de los Simpsons (y no es que sea fan de la serie) en el que Ned abre una tienda para zurdos: con tazas para zurdos, cucharas para zurdos, etc. Impagable, tal vez sólo superado por el episodio de "Todo el mundo es gay".

Si realmente acaban instaurando tramos y becas para zurdos a lo mejor me planteo jugar más torneos. Aunque habrá que subdividir entre zurdos puros y lateralmente zurdos. Al parecer estos últimos somos menos habituales que los puros así que más opción para mí de entrar en el centro de tecnificación o ganar el tramo de Circuito correspondiente.

Ahora bien, en realidad todas estas medidas tal vez no sean imprescindibles. Al fin y al cabo, los zurdos no tenemos problemas para integrarnos en un club donde todos sean diestros. Ni hay menos niños zurdos jugando a ajedrez porque se sienten solos cuando están empezando y entran a un club, pues rara vez hay otro como ellos. Ya se sabe que los diestros suelen reírse y marginar a los zurdos cuando son pequeñitos, cosa de la edad. Aunque luego no pueden vivir sin ellos.

En la promoción y ayuda a los ajedrecistas zurdos las posturas suelen estar bastante polarizadas. Yo soy de los que están por en medio. Pienso que algo hay que hacer. Pero algo útil.

Como anécdota contaré que hace 3 años el primer tablero de mi club era un joven zurdo de 15 años. Una de las rondas, mientras se sentaba en su silla, el rival con una amable y divertida sonrisa le dijo "zurdito, te has equivocado de tablero. Este es el primero, el cuarto es aquel de allí". A lo que nuestro jugador respondió con una cara de mala ostia impresionante "ya lo sé, yo soy el primer tablero" (supongo Patty que te imaginas su cara). Ni que decir tiene que aquel pobre hombre salió en globo del tablero, si provocas a un zurdo ya sabes lo que toca.
Esto lo explico para que se vea que hay minorías que arrastran un gran lastre todavía a día de hoy y tal vez haya que intentar compensarlo un poco... aunque sólo sea un poco.


Ferran

P.S.1 Patty, ¿cómo era lo de que regalabas un vale por un McMenú para el que hiciera la primera intervención en tres posts tuyos seguidos?

P.S.2. Este escrito no tiene truco. Efectivamente, he acabado un escrito sin decir nada (¿malo? ¿constructivo?) de la Federación. Antes de que me lo eche en cara nadie, ya lo admito yo :-D.

Patty ha dit...

Sería una lástima que te planteases jugar torneos porque dieran premios a los zurdos. ¿Solo juegas para ganar premios? Porque si todo el mundo pensara así, la mitad de los diestros no jugarían al ajedrez.

Creo que una razón de que los zurdos no tengáis problemas para integraros es que nadie os ha metido en la cabeza que por el hecho de serlo tenéis que hacer cosas distintas a las que hacen los diestros, o que os tienen que tratar de forma diferente. La lateralidad no es el único cable que tengo cruzado en la cabeza desde pequeña xD

Qué tío, te voy a poner en los créditos del blog!!!!! Siempre el primer comentario... me siento espiada! No puedo colgar nada aquí sin que te enteres.

Ya va bien que de vez en cuando dejes tranquila a esta nuestra Federación. Como esto siguiera así ya me veía deportada y asturianeando por las Asturias tras ser acusada de colaboración con banda opositora.

Ferran Gómez ha dit...

Patty, no me hagas esto. Sabes que la idea de jugar más por ser zurdo es cachondeo. A ver si algunos van a tener una imagen de mí peor de la que ya tienen (¿es eso posible?)
Simplemente no suelo jugar. Ni por dinero ni por esa cosa que para muchos es infinitamente más preciada: el elo (he sacado el reclinatorio y he adoptado la postura ergonómicamente adecuada y respetuosa antes de escribir esa palabra).

Como te decía no soy de los radicales a favor de los zurdos, pero algo hay que hacer porque entiendo que hay una "deuda" con ellos a nivel social y de tradición (la anécdota que te explicaba es un ejemplo). Me parece bien que haya subvenciones para nuevos empresarios zurdos, bonificaciones por contratar a trabajadores zurdos de una cierta edad, etc.

Por otro lado, veo que te has percatado de que estoy siempre vigilante, ja ja. Gracias por tu reconicimiento y por lo de los créditos, pero no eludas el tema y aclárame lo del Mc Menú: siempre la recompensa física es más provechosa que la espiritual. Pero en realidad el mérito es tuyo. Sigo con regularidad varios blogs pero sólo intervengo si el tema y la forma de exponerlo me interesan.

Vuelvo a camuflarme entre la maleza para estar al acecho.


Ferran

matgala ha dit...

Me encanta el post. Anda que no he tenido yo veces esta misma discusión.

No tengo más que decir, sólo darte toda la razón del mundo.

Todavía hablamos de zurdos? :-D

Patty ha dit...

Hombre, lo de jugar por los trofeos iba en broma, pero es que hace poco me explicaron las bondades de poner trofeos especiales en los torneos argumentando que así se apuntaría gente que de otra manera no lo haría, y como hace poco leí sobre la necesidad de que haya premios incluso para la gente que apenas sabe jugar...

Más que un MacMenú, mejor unas cañas que son más sanas. Supongo que mi mérito es lograr explicarme sin que malinterpretes mis escritos xD

Las subvenciones en el mundo laboral pueden estar bien, porque al fin y al cabo la sociedad putea constantemente a los zurdos. Solo hay que fijarse en dónde se sitúan o cómo funcionan por defecto los mandos de la mayor parte de objetos de uso corriente en casas, oficinas etc. Me parece bien que se intente corregir una situación de desigualdad, aunque conviene ir con cuidado y buscar el equilibrio.

De todas formas, no conozco el funcionamiento de esas ayudas, pero imagino que se suspenden por falta de producción o de interés del empresario zurdo, y que van más dirigidas a la creación de empresas que al mantenimiento de empresas que ya funcionan. No tendría sentido destinar recursos a seguir subvencionando a una empresa deficitaria o manteniendo a un empleado improductivo solamente por su condición de zurdo.

Las subvenciones son interesantes. Si el déficit de zurdos en el mundo del ajedrez se considera un problema, podrían abaratarse o concederse gratuitamente licencias para zurdos. El dinero saldría del que actualmente se tir... digooooo se emplea en actividades de utilidad cuestionable.

Ante el tablero la situación ya es de igualdad, así que no le veo sentido a crear una desigualdad.

Si se ríen de ti por jugar mal, sea con la mano derecha o con la izquierda, la solución no es que te den un regalo para que no lo dejes, porque entonces cuando falte el estímulo-regalo faltará la respuesta-jugar, sino que aprendas a jugar bien si realmente te interesa. Si eres zurdo y no aprendes no pasa nada, estarás rodeado de diestros que tampoco lo han conseguido y no por ello han dejado de jugar.

Claro que para aprender, además de algo de aptitud, hace falta esfuerzo, y si educas a alguien para que obtenga recompensa sin esfuerzo, lo normal es que no se esfuerce de más.

Matgala... ¿de qué creías que hablábamos? xDDDDDDDDDDD

Alex Darias ha dit...

En mi equipo UGA C mis compañeros creen que amaño las alineaciones como capitán para que me toquen los zurdos del equipo contrario.

Por cierto (y ahora en serio hablando de zurdos), yo le doy al reloj siempre con la izquierda, muevo las piezas con la izquierda, tiro cosas con la izquierda, chutaba con la izquierda cuando jugaba al fútbol pero...escribo con la derecha las jugadas.

Por no hablar de que cuando reviso mis planillas me encuentro que la columna d era la e y disparates así...

Buah ha dit...

A mi me pasa al revés yo soy zurdo, pero a la hora de, por ejemplo, jugar al fútbol soy ortopédico con la pierna izquierda (bueno, con la derecha no es que sea Ronaldinho...), en cambio con las manos no hay tanta diferencia, prácticamente puedo usar las dos por igual, por ejemplo jugando al ajedrez muev......digooooo....arrastro piezas indistintamente con una u otra, y a la hora de coger los cubiertos también puedo usar las dos (aunque el piloto automático viene por defecto en l), de hecho creo que si me pusiera podría llegar a escribir igual (de mal) con la derecha, pero claro, la falta de costumbre se nota y tengo mucho tiempo de ocio, pero no tanto.

Del trasfondo del post no opino porque coincido con la chiflad...estooo... la que escribe el blog.

Un saludo.

Anònim ha dit...

lo qu eno entiendo es pq no hay descuentos en las inscripciones para zurdos.

por cierto, alguien sabe cómo los zurdos... xD

Anònim ha dit...

Y las cañas con que mano las tomas, Buaaaah?, redios


Wiktorek

alf ha dit...

En realidad el problema de los zurdos tiene muy fácil solución. El día en que todos tratemos a los zurdos igual que a los diestros, el problema desaparecerá. En cambio, la tendencia dominante hoy día es la de crear torneos para zurdos, dar clases a los mejores zurdos y todo tipo de ventajas para que los zurdos que destaquen (entre los zurdos) no dejen el ajedrez. Esta tendencia equivocada solo consigue un resultado: los zurdos lo tienen muy fácil en el mundo del ajedrez. Por tanto, no deben esforzarse, ni tomárselo en serio... Simplemente, con ser mejores que los demás zurdos ya es suficiente.

Hoy día nos encontramos con zurdos que no quieren jugar con los diestros. Lo único que quieren es jugar torneos para zurdos donde puedan conseguir, o bien dinero o bien vacaciones gratuitas con un mínimo esfuerzo. ¿Es casualidad que los zurdos dejen de jugar cuando alcanzan los 20 años? ¿O quizás se debe a que en ese momento se acaban los viajes subvencionados? Ante este dilema solo se me ocurren dos soluciones: o bien crear un campeonato sub25 para zurdos en un bonito lugar turístico o bien eliminar las ventajas que tienen sobre los diestros. Sinceramente me decanto por la segunda. Recomiendo a los lectores del blog seguir la evolución de los principales jóvenes zurdos catalanes en la página de la FIDE.

Otro tema de candente actualidad es el de los calvos. Los calvos no quieren jugar con los que tienen más pelo que ellos. Además piensan que deberían ganar premios por el hecho de ser calvos y se comportan como auténticos profesionales a pesar de su escasez de pelo.

Esto da lugar a que haya gente que se afeita la cabeza en vísperas de los principales torneos para calvos, llegando a reclamar a la FEDA que se reconozca su calvicie. En estos casos no se aprecia ningún interés por el uso de crecepelos o cualquier otro método para poder lucir una hermosa cabellera.

En reuniones de calvos, es habitual escuchar quejas del tipo "la culpa es de los Grandes Melenudos y los Melenudos Internacionales".

Antonio ha dit...

Hola Patty, soy Antonio.

Voy a empezar hablando de mi un poco.

Escribo con la derecha (no sé si fui "corregido" de pequeño), uso el mouse con la izquierda, en el fútbol la pierna derecha únicamente me sirvió se punto de apoyo, para disparar una pistola de juguete (de flechas con ventosas) cojo el arma con la derecha y apunto con el ojo izquierdo.

En el ajedrez siempre he jugado con la izquierda y preferido el reloj a ese lado. Para enredar más la situación, me ha tocado tener una hija zurda y una diestra.

Hablemos ahora de lo que decís.

Me encantó el leftorium de Ned Flanders, no sabía eso del mcmenú (me aplicaré en el futuro) y me apunto a eso de los tramos para zurdos y para calvos.

un abrazo para los hace poco estrenaron hogar,
Antonio

Ps: Te envío en privado una imagen que vale más que mil palabras.

Patty ha dit...

En Asturias también existe una gran obsesión por el pelo. Supongo que es una herencia de los tiempos del antiguo presidente...

Qué vida tan complicada tienes, Antonio xDDD

Lo de las cañas de Buah es fácil. Coge con una mano la que está a punto de acabar y con la otra la que ya le han pedido Apa o Artime:-) La pregunta es con qué mano coge la bolsa de basura.

Molaneitor ha dit...

Yo soy un hombre absolutamente de izquierdas, osea que soy zurdo para todas las labores... el otro brazo ni me hace falta, vamos. Si alguien necesita un brazo derecho yo lo puedo donar xD

Anònim ha dit...

Pues si que has salido complicada tú! Será por herencia. Yo he sido zurda hasta los 6 años y mi mano sigue escribiendo como cuando tenía 6 años aunque si practicara mas creo que mejoraria. Claro que con el ordenador ya no escribo bien ni con la derecha. Me han contrariado la zurdera y me ha costado mucho aprender cosas para derechos. De niña mis labores no se exponían como las de las demás compañeras porque eran patéticas. No sabían enseñarme pero claro, me echaban la culpa. Cuando ya parecía imposible, de mayor aprendí por mi cuenta a hacer ganchillo y a tejer y me hice hasta jerseys. Ahora ya no sé si soy zurda o no. Depende pa qué, aunque instintivamente mi mano izquierda es la que se adelanta y mi pie izquierdo el que le da al balón. Tu otra tía, la más pequeña, es zurda sin contrariar y siempre ha hecho todo con la izquierda.
Por culpa del empeño en enderezarme siempre consigo una manicura perfecta en ambas manos ;-D.. no todo son desventajas.
Besos de la T.I.A.

Pere Moles Palleja ha dit...

La pregunta es ¿por qué si en el mundo hay tantos zurdos como diestros, casi todos los jugadores de ajedrez son diestros?

No hay que olvidar que hasta ahora la ley prohibia a los zurdos casarse con zurdos y que cuando una pareja de un diestro y un zurdo tiene hijos, normalmente es el diestro, el muy crapula, el que deja al zurdo con los niños y se va a jugar a ajedrez con los amigotes diestros.

De todas formas la cosa esta cambiando y cada vez hay mas jugadores zurdos en los clubes. Cuando yo empece en la UGA no habia ni un solo jugador zurdo y ahora es habitual encontrar varios jugadores zurdos en los clubes. Es logico que en un momento de cambio, la mayoria de jugadores zurdos tengan menos de 20 años.

Quizas la politica de promocion de los jugadores zurdos esta dando algun resultado... Pero hasta que los diestros se queden con los niños para que el zurdo pueda jugar a ajedrez, debemos ser realistas: la carrera ajedrecistica de los zurdos terminara en cuanto tengan niños.

Estoy de acuerdo que los calvos abusamos (aunque yo solo he ganado un premio para calvos).

Sin embargo, los calvos que se quejan murmuran una leyenda urbana a todas luces falsa: a los que lucen una cabellera hermosa no les cobran inscripcion en los torneos abiertos y hasta les dan condiciones. Envidiosos que son esos calvos...

Patty ha dit...

"La pregunta es ¿por qué si en el mundo hay tantos zurdos como diestros, casi todos los jugadores de ajedrez son diestros?"

Creo que las federaciones (y no digamos los zurdos!!!!!) tienen problemas más graves que ese. Tal vez en foros de caza o mus se da también este debate, pero como ni la caza ni el mus me interesan no lo voy a buscar. En cambio, hay otras actividades en las que el número de zurdos supera ampliamente el de diestros y nadie se queja. Supongo que al ajedrez debería jugar la gente que está interesada, independientemente de la mano con la que escriba.

"No hay que olvidar que hasta ahora la ley prohibia a los zurdos casarse con zurdos y que cuando una pareja de un diestro y un zurdo tiene hijos, normalmente es el diestro, el muy crapula, el que deja al zurdo con los niños y se va a jugar a ajedrez con los amigotes diestros."

La mayoría de mis alumnos de inglés tienen hijos, y tengo muchos más zurdos que diestros. De hecho algunos zurdos vienen en grupos de amigos. Varios de estos zurdos también aprenden informática o pintura, por ejemplo. No sé, a lo mejor se apuntan a las actividades que les parecen más útiles y/o interesantes.

"Quizas la politica de promocion de los jugadores zurdos esta dando algun resultado... Pero hasta que los diestros se queden con los niños para que el zurdo pueda jugar a ajedrez, debemos ser realistas: la carrera ajedrecistica de los zurdos terminara en cuanto tengan niños."

Si hay más zurdos que juegan al ajedrez es por causas ajenas a esa política de promoción. Hay más zurdos que hacen más cosas, en general. Las federaciones no deberían apuntarse ese tanto.

Escudarse en que las mujeres tienen más obligaciones al tener niños y por eso dejan el ajedrez no es realista. Al revés, es negarse a ver el fallo. La mayoría de las chicas que dejan el ajedrez lo hacen mucho antes de tener niños. La edad coincide sospechosamente con el fin de la mayor parte de privilegios.

Hay dos maneras de conseguir algo: trabajar por ello o que te lo regalen. Cada vez se tiende más a esta última opción para los calvos y los zurdos.

Patty ha dit...

Hola T.I.A!!!

Me suena de que nuevo la "rara" soy yo, porque mis hermanos son totalmente de derechas... en cuanto a brazos y piernas, claro :P

Al menos sacaste una ventaja de que te enderezaran: entre el aprendizaje y tu instinto, te manejas más o menos con las dos. Vaya crack!

Un besazo

Anònim ha dit...

por lo visto ya hay algún estudio sobre la proporción de zurdos o ambidiestros entre los ajedrecistas. Fusilar en google "cranberg y albert". salud

Cascudo ha dit...

Pues ya conoces a uno más que maneja mejor la mano derecha y la pierna izquierda, hala. A mí a raro no me gana nadie

¿Habrá estudios que relacionen esto con el frikismo?.

¿Para cuando un ministerio de zurdeza?. Con la cantidad de políticos muertos de hambre que hay en este país sin un ministerio que llevarse a la boca y que agradecerían una oportunidad para cobrar (más) por seguir haciendo el vago.

Mikel Huerga ha dit...

Hola Patty,
pues yo no veo el problema. Los zurdos a la hoguera y nada más hay que hablar. ¡Si Franco levantara la cabeza!
xD

Y ahora hablando en serio:
Efectivamente los zurdos tienen algunos problemillas adicionales a la gente "normal" (dicese de ese sector de la población que no sabe pensar por sí misma).

Mi ejemplo creo que es incluso más extraño: Escribo con la mano derecha, sin embargo, para mandar SMS desde un principio necesité hacerlo con la izquierda. De pie son zurdo, aunque eso no me crea grandes problemas... ¿Debo ir a una escuela de -derechización- señorita Patty? xDD

Patty ha dit...

En la novela de Juan José Millás "Dos mujeres en Praga", uno de los personajes se tapa el ojo derecho para escribir una novela zurda. El propio Millás dice que “la ambición era escribir una novela zurda, pero eso te puede volver loco”.

Tranquilo Cascos, ningún estudio podrá relacionarte nunca con el frikismo. Que no eh? Imposible.

Mikel... tú si que eres raro xDDD Por cierto, eso de escuela de derechización en Navarra suena mal, mejor no vayas.

István Augusto Peña Zapata ha dit...

No entiendo qué tiene que ver el ser zurdo como cortapisa para el ajedrez. Yo soy diestro para muchas cosas y para algunas zurdo. Para escribir soy diestro cerrado. En cambio no puedo controlar la bici o moto sólo con la derecha, con la izquierda a la hora de usar sólo una mano. Y mucho menos, sin ninguna... Prefiero llevar las bolsas de la compra más pesadas en la mano izquierda, la siento más fuerte. Tengo una colección de pistolas de airsoft de muelle y si tienen el muelle muy duro, me es imposible montarlas tirando con la mano izquierda, debo cambiarla de mano. Sujetarla con la izquierda y montarla con la derecha, pero prefietro disparar con la mano derecha y apuntando con el ojo derecho. Respecto al ajedrez, me sucedió una anécdota. Jugaba contra una joven, en un abierto, y yo muevo con la mano derecha las piezas y me gusta tener a mi derecha el reloj para pulsarlo con ella. Me tocó con negras y tenía el reloj a mi izquierda, así que pensé, pues muevo con la derecha las piezas y con la izquerda preparada le doy al reloj. Ella me dijo que se toca el reloj con la mano con la que se juega. Me sentó como un jarro de agua fría conocer esa desconocida norma. Soy inventor y estoy dándole vueltas a la idea de hacer un reloj que se divida en dos para tener siempre a la derecha la mitad que se necesite a la derecha, si se desea.