15 de novembre 2008

The long and winding road...

Ayer cantaron las primeras derrotas por impuntualidad, y la cosa está dando que hablar. Voy a intentar explicaros el camino que sigue un ajedrecista desde que sale de su habitación hasta que se sienta en su sitio.

Localización de la sala de juego y algunos puntos de interés de la ciudad. Nuestro hotel es el Maritim. Como se ve, estamos al lado de la sede del torneo y cerca de edificios emblemáticos de Dresde como el Zwinger, la Semperoper, la Hofkirche o catedral católica y la luterana Frauenkirche.

Si estás en cualquier hotel excepto el nuestro y el que está al otro lado del Augustusbrücke, pillas algún bus de la organización o el medio de transporte público que mejor te vaya (usando la acreditación como pase) y te plantas en el Congress Center en un tiempo indeterminado (de media hora los más alejados a pocos minutos la mayoría, por lo que me han contado varios equipos). Una vez allí estás como todo el mundo.

Desde el Westin Bellevue, hotel mu bonito y mu güeno pero con la conexión a internet carísima como suele pasar en esos casos, para disgusto de Bellón, caminas un poco, cruzas el puente, caminas un poco más y llegas al Congress Center.

Desde el Maritim, te la juegas a entrar en uno de los dos ascensores panorámicos sin saber cuántos pisos visitarás antes de llegar a la planta baja, porque como sale un montón de gente a la misma hora, el ascensor va parando y... Esta tarde he bajado con 15 personas, entre ellas la armenia Elina Danielian, a la que veo hasta en la sopa, y la campeona de Estados Unidos, Anna Zatonskih (esa que juega rápidas mejor que Irina Krush). Anna me explicaba que ella está en el primer piso, pero de ahí ha subido al cuarto, y luego al sexto; allí he subido yo, y hemos ido al noveno, de vuelta al sexto, parada técnica en el tercero, vuelta al primero, y por fin abajo. Para mañana estamos estudiando poner colchonetas en la planta baja y saltar desde su piso, o descolgarnos con cuerdas.

Si logras bajar ya ha pasado lo peor. Ahora sales del hotel por la puerta de atrás, caminas menos de 100 metros y estás en el Congress Center. Allí hay dos puertas: una lateral para la gente que tiene que estar en la sala, y la principal en lo alto de unas escaleras, para el público (esto incluye a los reservas). Unos pasillos y escaleras después, estás en la sala de juego. Curiosamente, por la puerta del público llegas muchísimo antes que por la de jugadores. O eso, o es que realmente camino mucho más deprisa que Sabrina, porque ya van dos días que llego a la mesa de España antes que ella saliendo más tarde:-)

Una vez dentro de la sala solamente se trata de sortear al resto de jugadores y jugadoras, árbitros y árbitras, fotógrafos y fotógrafas y localizar lo antes posible la mesa en la que te toca. Todo eso antes de que suene el gong del archiconocido árbitro de Singapur Iñaki León.

[El título de esta entrada... ¡no está sacado de una canción de The Smiths!]

14 comentaris:

imperioso ha dit...

¿El hotel tiene escaleras?

erral ha dit...

Patty, a ver si consigues sacar una foto al árbitro español que anda por ahí arbitrando el Islas Fidji-Tayikistan y la publicas :)

Saludos a JP de mi parte.

Mikel

Asdracles ha dit...

La verdad es que no entiendo tanto problema con el tema. Cierto que no estoy ahi, pero ...

En Vietnam funciono de maravilla. Quiero entender que en Desde es mas problema de la organizacion (transporte, localizacion de hoteles) que de la norma en si. Sigo diciendo que eramos el UNICO deporte en el mundo donde esta pachanga de llegar 40 minutos tarde estaba permitida. En casi cualquier otro deporte tienes que entregar la ficha al arbitro unos 30 minutos ANTES de jugar, o no juegas, asi de facil.

En Dresde habra problemas, pero no quiero contarte lo que habra pasado en la Olimpiada. Villa Olimpica, autobuses para la elite, nada de coches oficiales, miles de atletas, ... y no me imagino a Usain Bolt llegando 10 minutos tarde a la final de 100 metros lisos "porque el ascensor de mi hotel paraba en cada piso".

Lo dicho, los ajedrecistas estan/estamos MUY MAL ACOSTUMBRADOS. Y una cosa que se nos permitia hacer, ha generado una mala costumbre.

En Vietnam la experiencia fue PERFECTA. Todas las rondas empezando puntuales, con todo el mundo en su sitio, perfecto para prensa, fotos y demas.

Pues nada, para proximos torneos, aparte de estudiar ajedrez, a preparar la forma fisica, o a ir a los torneos con un GPS :)

imperioso ha dit...

A lo mejor es que no estamos hablando de un deporte... ;-)

jesgar ha dit...

¿Y alguna puerta espaciotemporal hace que no funcione el sistema de salir 10 minutos antes para asegurarse de que se llega a tiempo? ;-)
La verdadera prueba de fuego para el sistema sería que no se pudiera entrar a la Bermuda Party si no se está a la hora establecida :P Seguro que nadie perdía por incomparecencia ;-)

Anònim ha dit...

Totalmente de acuerdo con Asdracles, al que aprovecho para saludar a la par que echo de menos el buen marisco gallego de la Costa de la Morte :).

Yo no se como se las arreglan en otros deportes (cualquier disciplina que no sea el ajedrez) para esta con antelacion en el lugar de juego, incluyendo citas mundiales con mas gente que una olimpiada de ajedrez (tecnicos, perioditas etc..). El caso es que desde hace anyos (ejem, desde siempre) han cumplido esta "norma", vamos ni se plantean eso de llegar siquiera un minuto tarde a un combate o encuentro. El problema puede efectivamente venir por lo malos acostumbrados que estamos los ajedrecistas...

Wiktorek

JackCelliers ha dit...

Que se lo digan a perico...

Asdracles ha dit...

Buenas, Viktoridis/Wiktorek.

El problema es, efectivamente, de costumbres. Como toda la vida ha sido asi, despotricamos contra el cambio, que nos hace IGUALES al resto de disciplinas.

Sobre el ejemplo de Perico, ahi llegar tarde es mucho mas grave que en una tipica partida de ajedrez, puesto que en ajedrez el tiempo es un factor importante, pero en ciclismo contrarreloj el unico.

Oye, que yo tambien echo de menos el marisco gallego, no te creas. Aunque cuando me fui de vacaciones la ultima vez (Septiembre) enganche dos bodas (mi hermana y Daniel) y recupere....

Pero aqui tambien echo de menos a los barbar... digo amigos asturianos y su ribeiromocho y derivados. Aqui la gente es mas civiliz... aburrida

Patty ha dit...

Interesantes cuestiones las que plantea Imperioso. Escaleras haberlas haylas: el primer día intenté evitar los ascensores para bajar a desayunar y encontré unas escaleras de emergencia que no llevan a la planta baja, sino al exterior del edificio, en la esquina opuesta al Congress Center (no las he usado, pero he explorado todo). De lo otro ya hablaremos jajaja.

A mí la norma me parece muy bien, la única pega es que me parece muy fuerte pasar de todo a nada, y comenzar a aplicar la reforma en un torneo tan grande. Una hora de cortesía me parece un cachondeo, pero poner roscos de la noche a la mañana porque tu reloj no está sincronizado con el del árbitro no me parece positivo para el ajedrez.

Por lo demás, totalmente de acuerdo en que los ajedrecistas están/estamos muy mal acostumbrados: recuerdo que la Villa Olímpica de Turín, donde se habían alojado los deportistas de los Juegos Olímpicos de Invierno, les parecía poca cosa a algunos señoritos ajedreceros.

Erral, ayer el árbitro español tenía un Cuba-Bolivia al lado nuestro. A ver a dónde le envían hoy:-)

Asdracles ha dit...

No se como lo haceis ahi, pero en Vietnam dabamos el aviso por megafonia en ingles, ruso, vietnamita y castellano 5 minutos antes, y un minuto antes de la ronda.

No es un problema de "sincronizacion", es un problema de llegar con antelacion.

Y a mi si que me parece positivo. Repito, la prensa llega a primera hora, y si hay mil sillas vacias, menos fotos, menos reportajes, menos repercusion.

No es ni mucho menos el primer torneo donde se usa esa norma. Sera el primer torneo "de elite", ya que la norma, que yo sepa, se ha probado ya en muchos torneos por esta zona. A titulo "serio" los Mind Games (China), y el Mundial de Edades.

Ya tengo la solucion! Ponemos "happy hour" en el puesto de bebidas en el local de juego de 1:30 a 2:30.....

Jordi Sabater ha dit...

Hola Patty guapa, que bueno verte, dales caña olímpica...

Patty ha dit...

Aquí sueltan parrafadas en alemán (por ejemplo, piden aplausos para las selecciones alemanas) y traducen la mitad al inglés. Lo de que quedan cinco minutos, o un minuto, sí que lo dicen en las dos lenguas, y a la hora de inicio suena el gong.

No somos solo los impresentables españoles eh? He hablado con gente de Hungría y Australia, por ejemplo, y también les parece un cambio demasiado brusco y que tal vez mejor un período de prueba con 15 minutos de margen, o así.

Por cierto, la prensa no llega a primera hora. Llegan temprano y luego bloquean los pasillos por los que tienen que pasar los jugadores. Hoy tuvimos que rodear gracias a una cámara de TV y otros días recibimos protestas o malas miradas por no rodear a algún fotógrafo, menos mal que siempre vamos sobradas de tiempo. También me parece muy bien que la prensa se haga eco de estos eventos, y creo que hay que facilitar su trabajo, pero yo pensaba que los torneos eran para los jugadores. En otros deportes te exigen llegar a la hora pero al menos no te ponen trabas para entrar en el campo.

Repito que la idea me parece buena, pero no la forma en que se está llevando.

Catulo ha dit...

Yo creo que la organización debería llevar un asistente a las habitaciones de todos los participantes para despertarlos, vestirlos, darles unos churritos para desayunar y acompañarlos a la sala sin retraso alguno. Otra opción es encadenarlos a los tableros y así seguro que al día siguiente vuelven a estar.

Smurfie ha dit...

Yo creo que se tendria que extender la norma a los entrenamientos oficiales como en el futbol:
http://www.lavanguardia.es/deportes/noticias/20081114/53579357125/multa-de-500-euros-para-los-jugadores-del-barsa-por-llegar-5-minutos-tarde-al-entrenamiento.html