12 de desembre 2007

The Power of Words

Últimamente he leído mucho, pero mucho mucho. Es lo que tiene coger el bus y el metro a diario, hacer el trasbordo de Diagonal... esas pequeñas incomodidades que hacen que a veces eche de menos la vida en la Benemérita, Invicta, Heroica, Muy Buena, Muy Noble y Muy Leal. Pero solo a veces, porque en general aquí se está muy bien, aunque se acerque cada vez más la pesadilla de madrugar los domingos. Los domingos son para descansar... (y para ir al Molinín por la noche xDDDD)

He devorado "La sombra de Poe" de Matthew Pearl. Quizá sea más conocido por ser el autor de "El Club Dante", pero como no he leído nada de Dante y todo de Poe, me decidí por este. Es básicamente otra de esas novelas de tropecientas (palabra ya incluída en diccionarios) páginas donde se desarrolla un misterio alrededor de la muerte de un artista. Esta vez se da una explicación bastante plausible (partiendo de muchas teorías conocidas por los frikis que idolatramos a Poe) de los últimos días del nunca suficientemente valorado Edgar Poe.

Tengo a medias "Gárgoris y Habidis" de Fernando Sánchez Dragó. Este me lo traje de Oviedo porque el Joao lo tenía repetido. Sí, tengo un hermano que tiene repetidos libros de Sánchez Dragó. ¿Qué pasa? Otro hermano es del Barça, y el otro ya ha salido dos veces en la tele con los ojos vendados. Pues el libro es interesante, lo que pasa es que para el metro no sé yo, así que más bien lo voy leyendo en casa en los ratos de ocio.

El que me tiene absorbida es Juan José Millás. El tipo es incapaz de escribir una novela que vaya sobre algo normal:-) Debuté con "No mires debajo de la cama", donde los zapatos no solo tienen vida propia, sino que son los jefes; seguí con la impresionante "Dos mujeres en Praga" (este post también está medio escrito con la mano izquierda); luego le tocó a "La soledad era esto", que tenía su punto (como lo de contratar a un detective para que te espíe y luego hacer el tarado para que el detective tenga cosas que contar) aunque fue el que menos me gustó. Ahora estoy terminando "El orden alfabético", donde el protagonista se monta unas películas que ni el Trivi cuando está sembrado. Después pienso seguir con el resto de su extensa bibliografía, como no me queda nada...

El título del post tiene mucha relación con "El orden alfabético" y corresponde a uno de los relatos metafísicos de Poe, esos que cuando los leí traducidos con 14 años se me hacían eternos a pesar de su corta duración, pero que releídos en inglés años más tarde tenían su gracia. Si alguien tiene curiosidad, The Power of Words se puede leer aquí. Ya de paso, al resto de sus obras se accede desde este enlace.

10 comentaris:

Anònim ha dit...

No sé si Millás habrá aprendido a escribir después de "Letra muerta" (Alfaguara 1983), pero viendo sus artículos del periódico sospecho que no. Es la única novela suya que me leí, hace un montón de años, y era TAN MALA que me quitó todo interés por su autor para siempre jamás.

Mejor te lees a Quevedo.

LERMA

Patty ha dit...

¿Quevedo? El tío ese grandote que va repartiendo collejas y vaciles en los torneos de niños ¿ha escrito un libro? A ver si me lo pasas, que seguro que en el Grupo se puede conseguir xD

Anònim ha dit...

Hola Patty.

No es el tema que estáis tratando pero quisiera saber tu opinión sobre algunos aspectos del reciente Campeonato de Cataluña femenino.
Habiendo leído un post tuyo en el que mostrabas ciertas reticencias a hablar de ajedrez femenino - intuyo los motivos - a lo mejor no quieres pronunciarte en público al respecto. Si es así, puedo darte mi dirección de email para que me respondas si no te es molestia, porque me interesa mucho tu opinión.
En la última ronda del Campeonato de Cataluña femenino, el duelo en el primer tablero por el título vio cómo la jugadora que conducía las piezas negras (a la postre la campeona)perdía tres peones en plena apertura y le situaban un peón pasado en séptima... pero increíblemente acabó ganando. En el segundo tablero, en la que era una partida entre las aspirantes al subcampeonato, las negras propinaron tal paliza a las blancas que pareció un enfrentamiento de primera ronda. Para más inri resulta que la quedó subcampeona no se enfrentó a ninguna de las otras seis primeras clasificadas restantes.
Antes de continuar, quiero aclarar que esto lo planteo con todo el respeto del mundo, no es broma. No quiero que se entienda como un menosprecio a ninguna de las tres primeras clasificadas, ni a ninguna de las demás jugadoras, ni al ajedrez femenino en general por el que no se ha hecho casi nada en muchos años, pues el problema no es suyo, aunque sufran las consecuencias. Todas ellas luchan con mucha ilusión en un entorno de inversiones y atención bastante mediocre.
Resultó también sorprendente la retirada el día antes de la que era la número 1 del ránquing con diferencia y el discreto papel de una de las favoritas.
Desconozco si la falta de motivación y la mala organización del torneo (es vergonzoso el continuo recorte de días para ahorrar dinero) justifican algo de esto.
¿Qué opinión tienes de todos estos temas? Estoy seguro que tu punto de vista como jugadora de élite con amplia experiencia y que conoce bien el ajedrez femenino por dentro, será de gran valor para los que nos interesa el tema y no acabamos de entender qué sucede, cuál es el problema.

Gracias por tu colaboración.

Llesks ha dit...

Boresqui también escribe buenos libros, aunque supongo que no te sonará el autor. Todos modos mejor no lo leas en TMB por que la gente igual te mira con mala cara.

Anònim ha dit...

Supongo que pretendes tomarme el pelo, pero no lo pillo, lo siento. Ni frecuento torneos de niños ni sé quién es el tipo que dices. Lástima de ingenio desperdiciado.

Me está bien empleado, por meterme otra vez donde no me llaman. Procuraré no repetir, y atenerme al consejo que da el otro Quevedo para estos casos: "envidiarles el ocio y la satisfacción, y llorarles el seso".

Sigue bien.
LERMA

Patty ha dit...

Lerma: no te piques;-) Es que del Quevedo que tú dices ya he leído cosas. Principalmente leí poemas, y además "El Buscón", aunque este no recuerdo siquiera si lo terminé, para que te hagas una idea de lo que me gustó...

llesks: la gente que mire con la cara que sea. Cuando una ha ido a clase con planillas o incluso con relojes de ajedrez, esas cosas no le importan mucho. ¿Vergüenza yo? Pero si ando por ahí con Iván... (y en Asturias con Flonchi&company XD)

Al anónimo con interés en debatir seriamente: recientemente envié algunas de mis ideas al organizador del Congreso de Monitores, porque me lo pidió, y no tengo ningún inconveniente en contestar e-mails. De todos modos, no sé exactamente qué hay que hacer respecto al ajedrez femenino, si es que hay que hacer algo. No me considero ni mucho menos jugadora de élite, tengo experiencia en jugar torneos como la puede tener cualquiera, y conozco el ajedrez por dentro pero no creo que haya un "ajedrez femenino" y un "ajedrez masculino".

Respecto a las jugadoras de Catalunya, no me parece, por lo que sé, que las inversiones y la atención sean mediocres. En Catalunya hay muchos medios para un montón de cosas: yo vengo de Asturias y no hay color. Es cierto que la calidad de juego de las catalanas no está al nivel del ajedrez catalán en general (en proporción), pero me parece una simple anécdota. Hay chicas que juegan muy bien y otras que juegan muy mal, pero eso pasa también entre los tíos.

Rémora ha dit...

Sanches-Dragó?
No jodas!!! antes prefiero leer las chorradas que pone la peña en los baños, ademas le tengo preparado un epitafio para su tumba!!!!!

Anònim ha dit...

Como siempre, esto no viene a cuento, pero es bastante gracioso. Si no eres musulman claro....

http://lovilot.blogspot.com/2007/12/postal.html

Anònim ha dit...

Millás suele tener buenos artículos (aunque escribe demasiados), pero a mi me parece un pésimo novelista.

De Quevedo -me refiero a don Francisco - todo es bueno. El Buscón es una maravilla. Tiene poemas, tanto de amor como satíricos, fabulosos. Pero yo me quedo con "Los sueños", una obra que para mi está a la altura del Quijote o El Lazarillo.

Me permito este ejercicio de pedantería aprovechando que soy tu hermano. Y el mayor !! Jajaja

P.S. El viernes, cena organizada por Hugo con la presencia de Abel, Flonchi, Mario y... Llada, entre otros.

Joao

Anònim ha dit...

Concuerdo... su hermano es el mayor =^^= !!! Uaaaauuu....